Uno de los contratos más utilizados en los tiempos que corren es el contrato de compra-venta.

Viene regulado en el artículo 1445 del Código Civil que dice así: "Por el contrato de compra y venta uno de los contratantes se obliga a entregar una cosa determinada y el otro a pagar por ella un precio cierto, en dinero o signo que lo represente."

Debido a la importancia práctica que tiene este contrato, es el que mayor número de artículos dedica el Código Civil. Estas son las características de un contrato de compra venta:

  • Es un contrato consensual. Como cualquier contrato, precisa del consentimiento de las partes.
  • Produce obligaciones, Art. 1450 CC "La venta se perfeccionará entre comprador y vendedor, y será obligatoria para ambos, si hubieren convenido en la cosa objeto del contrato, y en el precio, aunque ni la una ni el otro se hayan entregado" En nuestro Código Civil, para la adquisición del derecho de propiedad o el derecho de los bienes (real) se exige la concurrencia de dos elementos (título y modo). Por el mero hecho de celebración del contrato no se es propietario del bien, ya que falta la entrega. Hasta que no se entrega la cosa, no se es propietario, aún cuando si se tienen obligaciones contraídas.
  • No se exige ninguna forma solemne para su validez
  • Es un contrato oneroso, porque produce desplazamientos patrimoniales para cada una de las partes.
  • Es un contrato conmutativo. Cada una de las partes se obliga de forma equivalente a la que asume la otra parte.
  • Es recíproco o sinalagmático. Las obligaciones de ambas partes son interdependientes.
  • Es esencial que el precio se pague con dinero o signo que le represente. Es lo que le diferencia de la permuta.

Búsqueda

Tweets relacionados