Hogar - Como reparar las bisagras de los armarios, bisagras de cazoleta

Son las que tenemos en los armarios de la cocina, normalmente. Y suelen averiarse con el tiempo porque se desajustan y las puertas de los armarios dejan de abrir bien porque se inclinan las puertas o rozan unas con otras.

Si este es tu caso y el cierre ha dejado de ser perfecto, te recomiendo:

aflojar el tornillo nº1 (mira la foto), y con ello tenemos la posibilidad de desplazar la puerta alejándola o acercándola al armario. Cuando tengamos claro el punto exacto, apretar bien el tornillo. Debe estar en un punto en que no se produzca roce y que la puerta quede bien recta, bien nivelada.

Pero hay veces que las maderas envejecen y se hinchan o se contraen un poco. Para ello tenemos el tornillo nº2, que sirve para sacar la puerta y que el resorte tenga un poco más de recorrido y aumentar así la fuerza que produce. Recuerda apretar bien el tornillo después.

Si finalmente tienes que comprar una nueva bisagra de cazoleta, ten en cuenta el diámetro de la cazoleta (de 35 mm en cocinas y de 26m -mas pequeñas- en otro tipo de armarios como los del cuarto de baño). Y fíjate también en el ángulo de la bisagra, pueden ser:

bisagras acodadas: Si al cerrar solo tapa medio lateral del mueble para que cierre otra puerta sobre sí misma.

bisagras rectas: Las que al cerrar la puerta tapa el lateral del mueble.

bisagras superacodadas: Cuando la puerta se mete dentro del mueble al cerrar (en muebles de salón y dormitorios, normalmente)


Búsqueda

Tweets relacionados